9 mar. 2009

Fundamentalismo y Cultura occidental.

"El fundamentalismo no habla de religión, se interesa solamente por la religiosidad, y además se fomenta una especie de religiosidad, de fe, que no tiene nada que ver con la cultura y no tiene nada que ver con la teología. No hay que ver el fundamentalismo como la importación de una cultura de Oriente Medio, sino al contrario, como una consecuencia de la globalización y de la occidentalización del Islam. Y esto no se puede entender, estos fenómenos de radicalización religiosa, si no vemos que en vez de expresar choques de cultura expresan crisis de culturas. Recogen principios que han sido los principios de los movimientos socialistas revolucionarios y anarquistas del siglo XIX. ¿Qué podemos hacer con los radicales? Yo diría que nada, porque una vez más, cuando estos jóvenes se radicalizan no podemos hacer nada, están en plena ruptura y no podemos hacer nada con ellos"

El texto anterior pertenece a una conferencia de Olivier Roy pronunciada en Madrid. Es provocativo y sin embargo sensato lo que afirma. Quizá más que fijarnos en los que reaccionan de manera irresponsable deberíamos fijarnos mejor en que pasa con nuestra cultura y sus ideales. Es posible que nuestra crisis se muestre, reflejada y distorsionada, en sus propuestas radicales. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario